Centro Histórico de la ciudad de Chihuahua   La ciudad de Chihuahua es una joya mexicana: majestuosa vista arquitectónica, magní­ficos museos, una excelente gastronomí­a y artesaní­as, además de leyendas, ferias y fiestas tradicionales. Fundada en 1709 por Antonio Deza y Ulloa, la ciudad de Chihuahua es reconocida por su economí­a en la industria de las maquiladoras.

Al visitar la ciudad no podemos dejar de pasar por su famoso Centro histórico que hoy en dí­a cuenta con muchas modificaciones lo cual nos permite recorrer el centro con una gran comodidad.

El recorrido se puede iniciar desde la Plaza del íngel en donde se han celebrado gran variedad de eventos y festejos como es el histórico “Grito de Dolores”.

Frente a la Plaza del íngel se encuentra el Palacio de Gobierno en donde se pueden observar sus admirables murales, del reconocido muralista Aarón Piña Mora, en los que se plasma la historia de Chihuahua.

Tras seguir la ruta sobre el Centro Histórico se puede encontrar, al lado derecho del Palacio, el Calabozo de Hidalgo -antes Palacio Federal y ahora Casa Chihuahua-, un museo que brinda una gama de la cultura de Chihuahua.

Al pasar el Palacio de Gobierno y Casa Chihuahua hay dos calles: la avenida Libertad y la calle Victoria. En la Avenida Libertad podemos disfrutar de una gran variedad de tiendas, de grandes espectáculos callejeros o simplemente para disfrutar de una nieve o banderilla.

Si lo que te apetece es comer tranquilamente, la calle Victoria te ofrece una gran variedad de restaurantes y cafés como es El Mesón de Catedral y La Casa de Los milagros. Esta calle, recién remodelada, hace del centro histórico un agradable recorrido además de su variedad de tiendas artesanales. Después de haber recorrido las dos calles se puede llegar hasta la Catedral, una joya arquitectónica del Barroco iniciada en 1726 por el obispo Benito Crespo y Monroy. Ubicada frente a la Plaza de Armas, hace del Centro Histórico un recorrido muy agradable para disfrutar de tal trabajo realizado.

La Plaza de Armas cuenta con una gran cantidad de boleros quienes te contaran anécdotas interesantes sobre el centro mientras aprecias lo que hay a tu alrededor ya que desde esta plaza se puede observar un poco de lo que es el centro histórico.

Finalmente, pasando la Catedral, se llega a la Avenida Ocampo. Muy reconocida por sus tiendas de novias, en especial una que se llama La Popular, famosa por el maniquí­ de nombre Pascualita; un maniquí­ sobre el cual se relatan muchas historias. La más conocida dice que Pascualita es el cuerpo embalsamado de una joven mujer, el cual se expone en la tienda desde 1930.

A pesar de las remodelaciones urbanas que han surgido en el transcurso de los años, el Centro Histórico no deja de sorprender a sus visitantes que dí­a a dí­a llegan a nuestra ciudad.

Deja un comentario