Un grupo de jóvenes mexicanos desarrollaron Mulaka, un juego de video sobre la cultura tarahumara y sus alucinantes mitologías.

Mulaka, un juego sobre la cultura tarahumara, hecho en México.

 

El pueblo tarahumara, sus tradiciones y mitologías, ostentan algunos de los elementos culturales más fascinantes de nuestro país. Recientemente, un colectivo de jóvenes desarrolladores mexicanos llamados Lienzo creó un videojuego, Mulaka, que gira precisamente alrededor de este grupo indígena, sus leyendas y cosmovisión, un proyecto emocionante que llena de orgullo y nos invita a echar un vistazo más profundo a la esencia del pueblo tarahumara.

 

Frecuentemente, se piensa que los más grandes desarrolladores de videojuegos provienen de países asiáticos como China y Japón, o de Estados Unidos. Pero el pasado fue un gran año para la industria de los videojuegos mexicanos, podríamos nombrar Heart Forth, Alicia (un juego sobre magos al estilo Zelda) o Celleste, como ejemplos perfectos. Mulaka es un tercer caso, un videojuego que actualmente está en etapa de desarrollo gracias al apoyo de la plataforma Kickstarter y del gobierno del estado de Chihuahua, y que busca ganar renombre internacional, entre otras cosas, para dar a conocer una de las culturas más poderosas de México. Además, este nuevo videojuego se hizo de la mano de expertos antropólogos y líderes tarahumaras.

 

Se trata de un juego de rol, en el que el jugador es un joven tarahumara de nombre Mulaka, un sukurúame o chamán. Éste intenta salvar el mundo de la ira de los dioses con una serie de armas, resolviendo acertijos y a través de habilidades especiales que incluyen, por ejemplo, las capacidades maratónicas de los tarahumaras. Todo esto sucede, por supuesto, en los increíbles paisajes de la sierra de Chihuahua.

Una de las partes más encantadoras de este videojuego es que éste narra los mitos de creación de los tarahumaras e incluye a muchos de sus deidades ?seres sobrenaturales, dioses, gigantes y semidioses? que ayudarán al joven Mulaka a salvar al mundo o intentarán destruirlo. Además, el juego incluye elementos clave de la espiritualidad tarahumara como el hecho de que hay que bendecir las armas antes de usarlas o adquirir un poder (ese reservado para los chamanes) que permite ver cosas que no son aparentes a la vista humana. Finalmente, hay que mencionar la importancia de las hierbas y pociones tradicionales, y el uso del peyote, planta sagrada de los tarahumaras.

 

Para hacer la música de Mulaka se utilizaron instrumentos musicales tradicionales del pueblo tarahumara y los sonidos ambientales fueron grabados en distintos lugares de la Sierra de Chihuahua.

Mulaka es un proyecto profundamente especial porque, además de ofrecer la experiencia lúdica de otros juegos de video, tiene una causa noble: la de proteger una de las culturas más hermosas que habitan nuestro país, al donar una parte de sus ganancias a organismos dedicados a protección de estos pueblos y el lugar que habitan.

Deja un comentario