En este estado mexicano, el personal de la fiscalía decidió darle un espacio entre sus filas y un trato digno a “Maya”, una perrita callejera que los visitaba a diario.

Hemos visto ya varios casos donde empresas, compañías o instituciones públicas dicen adoptar a perritos callejeros con el fin de darles un espacio para dormir y también para brindarles ese amor que quizás nunca alcanzaron a tener, además no solo el cariño de una o dos personas sino que de todos los trabajadores y personas que visitan estos lugares.

En ese sentido, hoy te contamos la historia de otra afortunada perrita que vio en la Fiscalía de Guanajuato la oportunidad de su vida pues, luego de constantes visitas a la institución, logró conseguir ser admitida como parte del equipo y vivir como tanto lo merecía.

A través de las redes sociales, se dio a conocer que el personal de la Fiscalía General del Estado de Guanajuato (FGE) en Irapuato adoptaron a una perrita a quien nombraron como “Maya”, con el fin de darle un trato digno tras su tiempo en la calle.

“La historia de maya, esta preciosa perrita llegó un día como cualquier a la Fiscalía de Irapuato, y lo que menos se esperaba es que fuera adoptada, pero si, personal de la Fiscalía adoptó a “Maya”, le compraron su ropita, su placa y hoy es oficialmente un elemento más de la Fiscalía de Irapuato, un aplauso a toda la Fiscalía” escribió un usuario en redes sociales quien le tomó la imagen y la subió a sus plataformas.

Gracias a las amplias instalaciones de la Fiscalía, ahora Maya encontró su lugar en el mundo y se pasea con total libertad, no solo por el patio de la institución sino que también disfruta ver como todos trabajan mientras ella se ubica en las sillas para atender al público.

Así, luego que decidieron convertirla en la mascota de la Fiscalía, muchos trabajadores también se dispusieron a comprarle ropa y alimentos, de hecho, se le ha visto con distintas capas para perro que la abrigan en las noches cuando se encuentra sola en el lugar.

Gracias al buen corazón de todo este cuerpo de trabajadores de la Fiscalía de Guanajuato, hoy Maya puede celebrar feliz su nuevo hogar y también cumplir con los horarios de oficina.

¿Su empleo? Entregar mucho amor y mover la colita.

Deja un comentario