En el documento que AMLO envió para ordenar el regreso del gobernador de Palacio Nacional se indica que éste fue importante en el s. XIX.

Además de ir contra la política de austeridad que ha enarbolado AMLO durante su administración, revivir la figura del Gobernador de Palacio Nacional nos remontaría a mediados del siglo XIX, cuando el Ejecutivo decidía quién cumplía tal función.

Seeeeee, hasta el propio documento que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) envió a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (CONAMER) para ordenar a la Secretaría de Hacienda revivir tal figura señala que ésta “fue importante a mediados de siglo XIX”.

Palacio Nacional

Bueno, pero qué hace un Gobernador de Palacio Nacional

A grandes rasgos, resguardar y mantener el recinto en las condiciones más optimas para el aprovechamiento del Ejecutivo Federal, con lo cual, también se dedica a obtener (solicitar, más bien) los insumos necesarios para darle gusto al susodicho… es decir, a AMLO.

Tiene sentido que AMLO quiera que haya un funcionario dedicado especialmente a tener al 100% el Palacio Nacional, ya que eso se usaba hace varias décadas, cuando los presidentes de la República vivían en el recinto… costumbre que López Obrador revivió al desechar la idea de vivir en Los Pinos.

Lo que no tiene sentido, es ir contra la política de austeridad. De acuerdo con especialistas consultados por El Universal, actualmente los trabajos de restauración y conservación de Palacio Nacional son responsabilidad de la Dirección General de Conservaduría de Palacio Nacional (DGCPN), dependiente de la Secretaría de Hacienda.

Pero lo que AMLO pidió es crear toda una Unidad Administrativa que le esté adscrita orgánicamente, la cual estará a cargo del mentado gober del Palacio Nacional. “El regreso de la figura del gobernador es volver a algo que ya estaba, a una cuestión administrativa, más burocracia que siempre ha existido”, comentó para el diario el historiados Efraín Castro.

Por su parte, el especialista en legislación cultural, Bolfy Cottom, señala que, pese a que está en el marco de la legalidad volver a la figura del Gobernador de Palacio Nacional, es cuestionable “crear” ese cargo, cuando instituciones culturales se la han pasado “mendigando” recursos, debido a la austeridad impuesta por el actual gobierno… el cual se volvió más austero por la crisis económica derivada de la pandemia.

“Se ha corrido a gente y tampoco me explico cómo una subsecretaria de Cultura se quedó sin titular, mientras que por otra parte se crea un cargo. ¿No que no hay dinero? Me parece inmoral, no hay ética”, comentó el especialista para El Universal.

Deja un comentario