El minino Pixel sorprende a muchos con sus “espeluznantes” expresiones faciales, siendo considerado hasta por algunos, un demonio. Mientras que para su ama Alyson Kalhagen y varios más, no es más que un hermoso amigo gatuno.

Pixel, el gato de Alyson Kalhagen, una residente de 39 años de Green Bay, en Wisconsin, ha llamado últimamente bastante la atención en las redes sociales. Y en su caso, no es precisamente por tener una divertida personalidad o por protagonizar videos enternecedores y que hagan reír a la gente. Sino que lo suyo tiene más bien que ver con su apariencia, con su exótica y mística mirada. Debido a que este minino ha sido llamado por muchos internautas como un “demonio de la parálisis del sueño” y hasta como el “gato más espeluznante”.

De hecho, la pobre Alyson recibe constantes llamados y mensajes en los que acusan el miedo que provoca su gato.

Compañero gatuno de dos años que hasta atrajo a un exorcista, que a principios de este mes se contactó con su dueña para advertirle que un demonio estaba utilizando a su mascota como una “marioneta”, y que debía encerrarlo en una jaula para luego rezar una y otra vez frente a él hasta que estuviera totalmente exorcizado.

“Hay una nube detrás de tu gato, es un demonio, está usando a tu gato como un títere, no sabe cómo usar el cuerpo de tu gato, así que está practicando usando su cara”

– le escribió el exorcista a Alyson Kalhagen, según consignó The Sun–

Sin embargo, a pesar de su apariencia demoniaca, este gatito no solo destaca por ser muy cariñoso y cercano con su humana, sino que también se ha ganado una gran cantidad de seguidores en sus redes sociales, acumulando más de 12.000 personas que están atentas a cada fotografía que se suba de él. Aunque Alyson admite que se ha abstenido de subir algunas imágenes en las que Pixel aparece con expresiones aún más aterradoras.

 

“La gente dice todo el tiempo que es un ‘gato demonio’ ​​que ‘debe ser poseído’ y que el diablo se ha apoderado de él. Es un tema recurrente (…) Recibo un montón de ‘ese es el gato más feo que he visto’ y, a veces, cosas como ‘ese no es un gato, es una rata’ (…) Algunas personas piensan que es de fuera del espacio. Un par de personas me han dicho ‘que tiene que ser un extraterrestre con esos ojos’ (…) Simplemente nació con eso y tengo suerte de poder acompañarlo”

– dijo Alyson Kalhagen–

Incluso después de los comentarios negativos que muchas veces le llegan por las expresiones y la apariencia de su gato, Alyson se lo toma con humor y no puede estar más feliz de tener un minino así.

Y es que Pixel ha demostrado ser un compañero gatuno espectacular, sin olvidar que además hay quienes le han escrito en las publicaciones para decirle que gracias a él a veces logran sonreír.

Deja un comentario