Alejandro y Sol eran una pareja popular en las calles de Ciudad de México. Se acompañaban día a día, en cada jornada de venta. Vecinos se han sumado a ayudarlo luego de que se llevaran al peludo.

Hay personas en suma necesidad que solamente deben lidiar con sus propios problemas, sino que también deben hacerle frente a la maldad de terceros. Así es el caso de Alejandro, un señor dedicado a vender chicles en la calle para alimentarse él y a su perro, pero recientemente su mascota fue robada.

Este abuelo es conocido en el centro de Ciudad de México, porque siempre es visto ofreciendo las golosinas acompañado de Sol, su compañero peludo, el cual suele estar acostado en el suelo sobre una manta.

Sin embargo, personas que hacen vida en los alrededores que frecuenta Alejandro, denunciaron que el can le fue arrebatado el pasado miércoles, 17 de febrero. Desde entonces, aunque han hecho todo lo que tienen en sus manos, no han podido dar con el animal. Mientras, su dueño se encuentra devastado.

 

Alejandra Silva

 


“Regularmente todas las mañanas miraba al señor Alejandro con Solcito, su perro. En la medida de los posible, mis compañeros y yo tratábamos de ayudarlo“, comentó Alejandra Silva .

José Cruz Guzmán
Silva, quien trabaja en el centro de la ciudad, justo en las cercanías donde suele ser visto Alejandro, afirmó que desconocen con exactitud cómo sucedieron los hechos, pero presumen que fue una mujer quien le arrebató el canino.

“La semana pasada, el 17 de febrero, le robaron su perrito en la avenida Fray Servando. El señor no explica muy bien y lo poco que sabemos es que una señora se lo robó. Se lo llevaron de la avenida Fray Servando con calle Topacio, por una gasolinera“, dijo Silva.

Por esa razón, las personas interesadas en apoyar al señor en esta situación han hablado con la gasolinera para tratar de conseguir alguna grabación de las cámaras de seguridad, pero no han obtenido respuesta.
Lo único que han podido hacer es difundir la información por redes sociales y a través de volantes pegados en esta zona, con la esperanza de que alguien les pueda dar mayor información sobre Sol, el perrito que ha sido el compañero de Alejandro por años.

Tanta es la unión de estos dos amigos que el señor Alejandro se volvió popular en redes sociales en 2019, luego de ser visto vendiendo estos chicles para poder alimentar a su compañero peludo.

En ese momento muchos se juntaron a difundir el negocio del abuelo en internet, para así acrecentar sus ventas y pudiera comprar tanto su comida como la de Sol. Por esa razón, espera que nuevamente las personas se unan para ayudarlo a dar con su fiel acompañante.

Deja un comentario