Esta ciudad en cualquier √©poca del a√Īo es fant√°stica, pero en temporada de lluvias es divina. Al grado de crear entornos √ļnicos y moment√°neos; exquisitos. Rincones empapados, muros de un color colonial que gota a gota se intensifican. Cascadas que escurren de las hist√≥ricas c√ļpulas de los templos que enmarcan la ciudad.

Recorrer el Jardín de la Unión y deleitar tus sentidos con el efecto petricor (olor a tierra mojada). Captar los detalles y observar las formas, figuras y colores de las sombrillas. En fin… Podríamos seguir contextualizando la maravilla en que se convierten las plazuelas, calles y callejones con este fenómeno climático, pero mejor se los mostraremos…

Un grupo de fotógrafos han creado una galería sin igual, logrando instantáneas que, sin duda, lograrán hacerte sentir querer estar aquí; salir de casa y disfrutar de la ciudad contra viento y marea. Aprovechando la oportunidad de poder recorrer esos espacios que por lo regular están concurridos y que gracias a este lapso lluvioso, posan desnudos para ti.

Empezamos con Gerardo Mendoza (@gerardomenmar). Turista, fotógrafo y cinéfilo de hobby. Turismólogo de profesión. Guanajuatense y mexicano de corazón, a través de la fotografía retrata los lugares y momentos que ha vivido con la intención de compartirlos como registro de la cultura de esos sitios.


Colores ne√≥n que emergen por las calles emblem√°ticas de esta ciudad. Aqu√≠ apreciamos la adoquinada Galarza, teniendo al fondo la c√ļpula del templo de San Roque.

Lluvia y un sendero de trucos.

Uno de los accesos a la calle subterránea. Los escalones se vuelven cascadas…

Francisco Meléndez (@phonovlog). Fotógrafo y productor audiovisual. Piloto de drone y escritor de clóset. Encuentra la magia en los lugares menos esperados.

En Guanajuato, cuando llueve, parece revivir el cause natural que la ca√Īada ten√≠a, pues el agua fluye sin cesar por donde alguna vez caus√≥ estragos por all√° de 1905.

Una panor√°mica de la ciudad‚Ķ Por fin el agua lleg√≥. Los cerros ansiaban cesar su sed y los cuevanences extra√Īaban el adorable olor a tierra mojada.

Alan Vega (@Alan_Vega00). El m√°s j√≥ven (en realidad un ni√Īo), pero con una capacidad de aprendizaje sorprendente. Energ√≠a canalizado en cada disparo de la c√°mara.


Cuando las musas del Teatro Juárez lloran, y no por tristeza…

De los encuadres mágicos de la ciudad, teniendo de vigía a El Pípila.

Cumbres de los edificios que flanquean la Plaza de la Paz: Universidad de Guanajuato, torre del templo de La Compa√Ī√≠a y la Bas√≠lica.

Deja un comentario