El Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que si no hubiera liberado a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, tras los enfrentamientos con el ejército ocurridos en Culiacán en 2019, habrían muerto al menos 200 inocentes.

Durante su conferencia mañanera de este viernes, realizada desde Sinaloa, el mandatario volvió a defender su decisión de liberar al hijo del famoso narcotraficante, al justificar que su intención fue la de evitar más violencia.

“Nos criticaron mucho cuando decidimos dejar en libertad al hijo de (Joaquín) Guzmán Loera aquí en Culiacán, yo tomé la decisión, porque no quisimos arriesgar al pueblo, no queremos la violencia y esto no se entiende”, apuntó López Obrador.

Además, reclamó que en gobiernos anteriores buscaban solucionar todo con la violencia y aseguró que tiene su consciencia tranquila con dicha decisión, pues con ella evitó que murieran cientos de personas.

“Los autoritarios fascistoides quisieran resolver todo con el uso de la violencia, pues tengo mi conciencia tranquila porque cuando pedí el informe de lo que podría haber sucedido, iban a perder la vida más de 200 inocentes, según la estimación que se hizo”, reveló.

Cabe recordar que el 17 de octubre de 2019 los reflectores se enfocaron en Culiacán, Sinaloa, pues se había desatado una ola de balaceras en distintas zonas de la ciudad. Las fuerzas federales y estatales habían detenido a Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante mexicano, “El Chapo”.

Rodearon la mansión donde se escondía Ovidio. Después de diez minutos, cuando arribaron los soldados, sonó la alarma de alerta; decenas de autos y camionetas con supuestos sicarios armados tomaron Culiacán, para exigir la liberación del heredero del Cártel de Sinaloa.

 

Deja un comentario