Y ante el peor brote de COVID-19, China ha regresado al confinamiento. Igualmente por los casos reportados de la variante delta.

Luego de que se reportara el peor brote de COVID-19 desde que comenzó la pandemia en Wuhan, China regresó al confinamiento intentado frenar la alza de contagios. De hecho, señalan que este incremento de casos positivos, es en gran parte por la nueva variante delta del coronavirus.

China regresa al confinamiento


Este lunes 2 de agosto, millones de personas en China regresaron al confinamiento por el aumento de casos de COVID-19, lo que se registró como el peor brote desde que comenzó la pandemia. Incluso con siete personas enfermas en Wuhan.

También este día, autoridades de China informaron 55 nuevos casos positivos de transmisión local. Mientras tanto, el brote de la variante delta del coronavirus, reconocida por ser de más rápida y fácil propagación, llegó ya a más de 20 ciudades y a más de diez provincias del país asiático.

De acuerdo con información de AFP, el foco en Wuhan se dio luego de la publicación diaria de datos oficiales. Sin embargo, antes, medios estatales señalaron que los contagios se reportaron en una estación de tren de este lugar.

Vuelve el confinamiento a China: "Cierran" barrio de Guangzhou por brote de COVID-19

 

Millones de pruebas y cuarentena en Beijing

Tanto en Beijing como en otras grandes ciudades se realizaron millones de pruebas a los habitantes, se acordonaron residencias y se puso en cuarentena a personas cercanas a pacientes contagiados de COVID-19. Ante esta situación, las autoridades de la capital china decidieron aumentar la vigilancia y tomar estrictas precauciones.

Otro ejemplo es la ciudad de Zhuzhou, en la provincia de Hunan, donde a más de 1.2 millones de personas las pusieron en aislamiento estricto a partir de este lunes y durante tres días más, mientras las autoridades sanitarias realizan una campaña de pruebas y vacunaciones, indicó un comunicado oficial.

Antes de todo esto, China había logrado reducir los casos locales de COVID-19 a cero, lo que les permitió reabrir la economía. Aunque con este último brote, sumado a un foco de contagios en el aeropuerto internacional de Nanjing, provocó más de 360 casos en las últimas dos semanas.

Finalmente, en Zhangjiajie, lugar turístico, se dio un brote el mes pasado entre los clientes de un teatro, que luego llevaron el virus a todo el país. Por esta razón, el pasado viernes, esta localidad de China llevó a cabo un confinamiento de 1.5 millones de personas. Mientras que Beijing bloqueó la entrada de turistas durante la temporada alta de viajes de verano.

*Con información de AFP

Deja un comentario