Durante el proceso de revocación de mandato, AMLO y todo ente del Gobierno, tienen prohibido tratar de influir en la opinión de la ciudadanía.

Aunque uno de los lemas preferidos de AMLO es “prohibido prohibir”, parece justo que él no tenga permitido opinar sobre el proceso que podría dar fin a su mandato. Pero conociéndolo, será más divertido armar la quiniela y ver cuánto tiempo se tarda en pasarse por el arco lo dispuesto por el Tribunal Electoral.

¿Y qué dispuso? Más que disponer, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) acaba de confirmar la disposición que, en teoría, hará que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no tenga permitido opinar sobre el proceso de revocación de mandato.

papel-recolectar-firmas-consulta-revocacion-mandato

Lo anterior fue ratificado por el propio TEPJF, luego de analizar los lineamientos del Instituto Nacional Electoral (INE). En especial aquel que señala que el presidente de la República y, en general, cualquier ente del gobierno federal…

“Tienen prohibido influir en la opinión de la ciudadanía durante el proceso de la revocación de mandato”. ¿No nos creen? Chequen el boletín del TEPJF.

revocacion-de-mandato-consulta-marzo-senado-aprueba-nueva-pregunta-confianza-amlo

De acuerdo con dicho boletín, el Tribunal Electoral también confirmó que el INE es la única entidad facultada para decidir cómo emplear los recursos públicos en lo que será la promoción de la participación ciudadana en el proceso de la revocación de mandato.

Quiúbole con la revocación de mandato

Ya que será un tema del que se hablará (y mucho) en los próximos meses, hay que recordar que la ley que dio luz verde a esta figura fue aprobada en septiembre pasado y básicamente consiste es:

el “instrumento de participación solicitado por la ciudadanía para determinar la conclusión anticipada en el desempeño del cargo de la persona titular de la Presidencia de la República, a partir de la pérdida de la confianza“.

Así que, ya que se trata de que el pueblo bueno pida que se haga dicho proceso, lo primero que harán los deseosos de que se realice dicho proceso (o sea, Morena… e, irónicamente, también los de FRENAA) será comenzar con la recolección de firmas.

De completarse este primer paso (se necesita la firma del 3% del electorado inscrito en la lista nominal, o sea, poco más de 2 millones de “poderosas”), la consulta que decidirá si AMLO termina su sexenio (o no) se realizaría el próximo 27 de marzo.

 

Deja un comentario