Otra vez en el municipio de Cochoapa el Grande denunciaron a la policía comunitaria por encarcelar a una adolescente que no quiso casarse.

Otra vez en el municipio de Cochoapa el Grande, allá en Guerrero, una adolescente de 14 años fue detenida y encarcelada por la policía comunitaria tras intentar huir de un matrimonio forzado.

Sí, la niña había sido puesta a la “venta” —se sabe que por 200 mil pesos— a una familia de la comunidad de La Joya, aunque no fue la única persona detenida porque hay otras tres en la prisión comunitaria: su tío, un primo y un vecino.

guerrero-venta-matrimonio-infantil

Este caso fue denunciado por Abel Barrera Hernández, director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan —en entrevista con Carmen Aristegui— aunque dentro de todas las cosas preocupantes en torno a esta historia, está la versión de que en Cochoapa el Grande hay otros cuatro matrimonios forzados programados.

guerrero-encarcelamiento-adolescente-matrimonio-infantil

Y seguro se acuerdan, pero justo en este municipio una adolescente fue llevada a prisión, junto con su familia, por denunciar a su suegro de violación.

Detienen y encarcelan a adolescente por no querer casarse en Guerrero
“Anoche tuvimos una llamada por parte de los familiares de una niña que pues nos están diciendo que el día de ayer (22 de noviembre) huyó de su casa porque previamente el viernes fueron los familiares del niño a establecer un acuerdo con los familiares de la niña”.

Aquí la denuncia de Abel Barrera, quien contó que la niña y el niño no sabían de este trato y todo fue avanzando hasta que el domingo sus familiares lo pactaron con una comida.

La “entrega” se supone que sería el lunes 22 de noviembre, pero justo ese día la adolescente escapó de casa, buscó ayuda con otros vecinos hasta que la policía comunitaria la encontró… y la encarceló.

Hay otras tres personas en prisión: un vecino y un tío a quienes acusan de ayudar a la niña a escapar y su primo, por no haber cumplido con el trato.

Un paso adelante: Diputados aprueban prohibir el matrimonio infantil
Abel Barrera contó que el resto de la familia pidió ayuda al Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan porque en prisión, además, les restringieron la comida y el agua, aunque estaban a la expectativa de que pudiera ser liberada este miércoles 24.

Sin embargo, en lo que son peras o manzanas, el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan se movió para denunciar este caso en medios y ante la Comisión Estatal de DH, a la espera de que el gobierno de Guerrero intervenga para evitar más casos.

 

Deja un comentario